Avisar de contenido inadecuado

Adoramos al Dios que conocemos

{
}

 

La adoración a Dios siempre ha sido y será una de las mayores razones para estar divididos entre los mismos hijos de Dios. Hay inclusive denominaciones marcadas por la diferencias tan solo en las formas de adorar. En el capítulo 4 de Juan vemos a Jesus hablando con una samaritana acerca de la adoración. Aunque los judíos y los samaritanos son parientes, estos últimos descendientes de Jose, había una división de carácter religioso entre judíos y samaritanos. Entonces la samaritana trae a colación estos conflictos.

 

“Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar”. Juan 4:22

 

La samaritana pinta su ralla imaginaria y se lo dice a Jesus de manera no muy amigable. Ella le recuerda, acuérdate que tú eres judío y yo soy mujer y además samaritana, si, acuérdate que soy mujer y tú eres hombre y no se ve bien que un hombre se dirija a una mujer y menos para enseñar. Recuerda también que nosotros los samaritanos y ustedes los judíos tenemos diferencias religiosas. Así es que pinta tú ralla, marca tus límites. (Esto es en mis palabras). Pero imagina esa conversación algo parecida.

 

Jesus es la salvación completa:

 

Sin embargo Jesus le hace unas revelaciones increíbles a la samaritana de tal manera que la samaritana creyó cuando Jesus le habló de su vida pasada. Dentro de todas las revelaciones que Jesus le hizo a la samaritana, hay una en el versículo 22 que habla de conocer al que adoramos y conocer más de la adoración.

 

“Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos”. Juan 4:22

 

¿Por qué Jesus le revela todas estas verdades a la samaritana? Jesus le habla de conocer la salvación. Jesus nunca tiene una conversación sin sentido. La adoración está relacionada con el conocimiento que tenemos de la salvación. Nadie puede adorar a un Dios que no conoce. Nadie puede adorar a Dios si no ha tenido una revelación de Dios. Los samaritanos eran conocidos porque adoraban todo tipo de Dioses. No tenían una identidad religiosa, creían en todo y mezclaban religiones. Ahora Jesus le dice a la samaritana “ustedes adoran a Dioses que no conocen”. Realmente adoraban por su ignorancia todo cuando les decían pero no por convicción.

 

Antes que nada, quiero explicar lo que significa salvación, normalmente los cristianos siempre usamos la palabra salvación para referirnos al infierno. Usamos la pregunta: ¿donde pasaras tu eternidad? Toda la salvación que conocemos la referimos al cielo y al infierno. Pero en el hebreo y para los judíos esta palabra es mucho más compleja y completa. La salvación es una salvación completa que significa liberación, seguridad física, sanidad, salud, bienestar, prosperidad, preservación, y sobre todo salvación eterna.

 

Jesus es la máxima expresión de la salvación. La salvación encarnada, la salvación esta revelada en Jesus. Los mismos judíos tienen problemas al entender la salvación, muchos de ellos la limitaron o la limitan a la venida de un rey que los ayudara a estar en paz en la tierra santa. Muchos de ellos siguen esperando al Mesías prometido.  ¿Pero dime tu quien no necesita un Mesías? ¿Un salvador? ¿Quién no necesita alguien que nos libre de nuestras luchas, de nuestros problemas, de nuestras enfermedades, de nuestra confusión?

Para muchos Jesus no es Dios. ¿A que Dios conoces? ¿Es Jesus realmente la salvación completa de la que habla la biblia?

 

“Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos”. Juan 4:22

             

¿A que Dios conocemos?

 

“Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva”. Juan 4:22

 

Jesus es el don de Dios, Jesus es el regalo de parte de Dios, Jesus es la salvación que Dios nos da. El es la fuente de vida, el es la fuente de vida que salta para vida eterna.

 

 

Jesus se revela en la adoración:

 

En la adoración Jesus se te revela como él es. En la adoración Jesus se revela quien es el. Entre más le adoramos más le entendemos. Entre más le adoramos más le conocemos. No podemos adorar a un Dios que no conocemos. Jesus esta soltando espíritu de adoración en estos últimos tiempos. Jesus se quiere revelar más a su pueblo, al pueblo que le adora, al pueblo que lleva su nombre, al pueblo que viene de él.

 

   “Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar”. Juan 4:22

  

No podemos seguir adorando a un Dios por tradición, los padres de los samaritanos de antaño adoraron en el monte Horeb. Ellos seguían adorando así por tradición, porque alguien así lo hizo y así les funciono. Nuestra adoración debe ser una adoración viva, a un Dios vivo no de tradiciones. Que podamos decir yo adoro a Dios por lo que él es, por lo que él me ha revelado, por la relación personal que tengo con él.

 

¿Quieres conocer más a Jesucristo? ¿Quieres conocer más a aquel que estuvo dispuesto a ir a morir a la cruz por ti y por mí? ¿Quieres ser partícipe de su naturaleza de amor y bendición?

Simplemente adórale y bendice su santo nombre, Jesus el Mesías escogido, Yeshua el hijo de Dios que dio su vida para que podamos gozar de su bienestar.

 

"SUBSCRIPCION POR CORREO ELECTRONICO"

¿DESEAS RECIBIR ESTOS MENSAJES POR TU CORREO? SUBSCRIBETE YA!

Enter your email address / Envianos tu correo electronico:

Delivered by FeedBurner

Bendiciones y escríbeme si estas siendo bendecido por este ministerio.

Cualquier comentario es bienvenido.

Abdiel Salas

abdielsalas@live.com

               

   

{
}
{
}

Comentarios Adoramos al Dios que conocemos

Bien hablado.
ISH ISH 22/03/2017 a las 13:23

Deja tu comentario Adoramos al Dios que conocemos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.