Avisar de contenido inadecuado

Adoración Total

{
}

 

“Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré”. Génesis 22:2

 

La historia que se narra en Génesis 22 es única. Que yo sepa en la biblia no se encuentra otra historia igual a la de Abraham cuando Dios le pidió a su hijo en sacrificio. Para mí, esta es una de las historias más difíciles de entender. Si algo amaba Abraham era precisamente a su hijo, si algo había esperado Abraham con ansiedad en sus últimos 80 años era a su hijo, el hijo de la promesa lo llama Pablo. Pero ahora vemos a un Abraham dispuesto a todo. ¿Pero qué tiene que enseñarnos esta historia? Mucho.

 

Entender la adoración también es un acto difícil. Hasta este momento vemos como Abraham estaba acostumbrado a los ritos de adoración. Aun el muchacho Isaac unos 20 años ya estaba acostumbrado a esa edad y lo vemos cuando Isaac le pregunta por el cordero para el holocausto a su padre Abraham. Dios quería llevar a Abraham a otro nivel de adoración. ¿Como a otro nivel? ¿Donde enseña eso la biblia me dirás?. Simple y sencillamente Abraham ya era un adorador, pero Dios le estaba invitando al siguiente nivel donde la adoración es completa, donde la adoración es total, donde no hay ningún impedimento para adorar a Dios, sino que Dios lo es todo.

El hijo de Abraham, Isaac, representaba todo en la vida de Abraham. Aun más que su propia vida. Isaac marcaria lo que es el legado de bendición. La promesa misma de Dios de bendecirlo como una gran nación estaba precisamente en su hijo Isaac. Si Isaac hubiera muerto, la nación de Israel no existiría. Isaac representaba más que la vida de Abraham la promesa completa de Dios de bendecirlo. Isaac era lo que Abraham más amaba en la vida hasta ese momento de decisión.

 

El costo de la adoración:

 

Todo acto de adoración tiene un costo. Si todavía tuviéramos que ofrecer becerros, carneros y vacas necesitaríamos invertir dinero para ofrecer este tipo de adoración. Esto siempre ha existido aun en aquel tiempo donde abundaba el ganado, eso también costaba dinero y esfuerzo. Muchos no lo entienden y creen que la adoración debe ser completamente gratis y no te debe costar absolutamente nada.  Mira que caminar tres días, pagar a dos criados, transportar leña y fuego como lo hizo Abraham no es nada barato. Todo eso cuesta tanto tiempo, dinero, esfuerzo físico y sobre todo el esfuerzo por escuchar la voz de Dios. ¿Crees que para Abraham era fácil escuchar la voz de Dios?

Yo no sé tú, pero lo primero que hubiera pasado por mi mente es, ¿será esta la voz de Dios o la voz del enemigo? ¿O tal vez mi propia voz que se imagina esto? A mi tan solo esto me hubiera tomado hasta semanas o meses tratando de entender si en verdad era la voz de Dios. Para cuando Abraham tomó la decisión él ya estaba seguro que era la voz de Dios. Por eso Abraham no dudó en ir y adorar de manera TOTAL en Moriah.

El rey David también sabía el costo de la adoración y en una historia extraordinaria de juicio sobre Israel, el pudo haber aceptado todo lo que le ofreció Arauna para la ofrenda completamente gratis, pero David no lo hizo:

 

    23 Todo esto, oh rey, Arauna lo da al rey. Luego dijo Arauna al rey: Jehová tu Dios te sea propicio.  24 Y el rey dijo a Arauna: No, sino por precio te lo compraré; porque no ofreceré a Jehová mi Dios holocaustos que no me cuesten nada. Entonces David compró la era y los bueyes por cincuenta siclos de plata.  25 Y edificó allí David un altar a Jehová, y sacrificó holocaustos y ofrendas de paz; y Jehová oyó las súplicas de la tierra, y cesó la plaga en Israel.  2 Samuel 24:23-25

 

Estoy usando la palabra costo, solo para diferenciarlo de lo que es un precio. El costo muchas veces se puede avaluar un poco más fácil que el precio. Muchas veces aun que no estés consiente pagas un costo por todo lo que haces y no necesariamente un precio. Por ejemplo el hecho de estar delante de esta computadora escribiendo tiene un costo para mi, para ti tal vez el mensaje y la enseñanza es gratis pero para mí es un costo, de mi tiempo, mi esfuerzo y tal vez yo podría estar ganando dinero en otra actividad, así se va acumulando el costo de las cosas o el esfuerzo que realizamos. Ahora, ponerle precio a este trabajo es otra cosa, hay gente que vende sus mensajes y escritos por cierta cantidad. Es decir a partir del costo, le ponen un precio a su trabajo.

¿Te das cuenta? Tu adoración por más pequeña que esta sea tiene un costo, sea lo que sea que le ofrezcas a Dios tiene un costo para ti y para mi. A David esta ofrenda le costó más de cincuenta siclos de plata. Cada vez que tú y yo adoramos tiene un costo y lo debemos ofrecer con amor a Dios.

El sacrificio de Jesus en la cruz tuvo un alto costo para Dios Padre y para Jesucristo mismo, para ti la salvación y las bendiciones son gratis, es decir el precio para ti es gratis, pero el costo fue muy alto pagado por Jesus. ¡Es invaluable!.

 

El sacrificio de Isaac

 

Para Dios este sacrificio si se llevo a cabo.

  “Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito, habiéndosele dicho: En Isaac te será llamada descendencia; pensando que Dios es poderoso para levantar aun de entre los muertos, de donde, en sentido figurado, también le volvió a recibir”. Hebreos 11:17-19

 

Cuando Abraham obedeció no solo iba implícita la vida de Isaac, iba la vida de Abraham, la vida de Sara, la promesa, la gran nación, es decir Isaac representaba todo en la vida de Abraham. El relato de esta historia comienza diciendo que Dios probó a Abraham y le pidió que fuera a la tierra de Moriah. Moriah significa “Dios vera”. Dios vera tu adoracion, Dios vera tu sacrificio. Dios vera que le amas.

Esta fue una gran enseñanza para Abraham (y para nosotros), Dios le pido a su hijo y Abraham no interpuso ni a su propio hijo por adorar a Dios. En otras palabras el amor de Abraham hacia Dios era tan grande que Abraham no escatimo a su propio hijo por amor a Dios. Esto suena muy difícil pero es la realidad. Dios Padre no escatimo a su propio hijo Jesucristo al valorar esta adoración de parte de Abraham.

Cuando se trata de adorar, Dios te va a probar, para probarte Dios te va a pedir, para pedir Dios te va retar en lo que más amas. La adoración total es dar todo por Dios. Dios te va a mostrar que para recibir de él sus promesas, tienes que ofrecer hasta lo que más amas en la vida. ¿Quién es tu “Isaac”? ¿Qué es lo que representa tu “Isaac”? ¿Qué es lo que más amas? ¿Qué es lo que se interpone para que tú le des a Dios toda tu adoración?

Tal vez es tu orgullo, tal vez es tu obediencia, tal vez es un pecado escondido que no puedes dejar, tal vez es tu reputación, tal vez es tu religión, tal vez es tu deseo que progresar, tal vez son tus valores, tal vez es tu familia, tal vez es tu carrera. ¿Quién es tu “Isaac”?. ¿Qué cosa ocupa el lugar de Isaac en tu vida?

Dios te quiere llevar a la tierra de Moriah, Dios quiere ver hasta donde estas dispuesto a obedecer.  Y “Dios vera” tu obediencia y sacrificio.

Este relato fue profético, el lugar de Isaac lo tomo Jesucristo dos mil años más tarde, así como Dios proveyó de un carnero para el sacrificio en ese momento, Dios proveyó de su hijo Jesucristo como sacrificio en nuestro lugar. Cuando Abraham levanto su mano para sacrificar a Isaac, el estaba a punto de sacrificar su misma vida, el se estaba sacrificando a sí mismo. Para Dios esto fue suficiente porque que fue un acto de fe y obediencia y el ángel de Jehová lo detuvo justo antes de clavar el cuchillo en el cuerpo de Isaac para el sacrificio.

Abraham actuó en fe y declaró “Dios proveerá”. Ese carnero que tomó el lugar Isaac, representa a Jesucristo que tomo nuestro lugar. Tú y yo somos descendencia de Abraham por esta fe, seas o no judío. Si crees en Jesucristo, ese sacrificio que realizó Abraham implicaba que la sangre de ese cordero sacrificado en lugar de Isaac reemplazaba a todas las generaciones que habrían de venir por la descendencia directa o indirecta de Abraham e Isaac.

 

Abraham representa a Dios Padre.

 

“El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?” Romanos 8:32

 

Y así Abraham recibió la promesa. Esta promesa es una realidad hoy en día…

 

Adoración total trae bendición:

 

Alcanzar este nivel de adoración realmente es un proceso que a todos nos lleva tiempo. La historia se lee muy rápido y se hace fácil leerla, pero en realidad fue un proceso difícil de digerir. La palabra dice:

 

“Que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional”. Romanos 12:1b

 

La adoración total a Dios no tiene formulas, no hay métodos, no funciona de la misma manera para todos, no es el culto en sí, no es la música o la alabanza en sí, eres tu y Dios. Es simplemente presentarnos a Dios y ofrecernos en entrega total a él, es ofrecernos en sacrificio santo agradable a él.

 

“Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos”. Oseas 6:6 

 

Adoración total es poner atención a lo que Dios nos pide y demanda de nosotros mismos. No son mis ideologías, pensamientos, rituales, sacrificios o esfuerzos copiados, adoración copiada, alabanza copiada. Es una alabanza original, es un canto original, es una bendición original que sale desde el fondo de tu ser. Es obediencia total a Dios por amor.

 

Es traer al altar a nuestros “Isaac”, poner en las brazas y en el carbón encendido todos nuestros anhelos y ambiciones, nuestros más altos sueños. Es poner todas nuestras pasiones y deseos a quemar en el altar de adoración. ¡En el altar de la obediencia!.

 

En Isaac como en Jesus se cumplen las promesas de Dios de bendecirnos, por medio de la obediencia de Abraham:

 

“En ti serán benditas todas las naciones. De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham”. Gálatas 3:8-9

 

¿Ves la importancia de la adoración total? La adoración total es obediencia total. Es amar a Dios más que a las promesas y que a la misma bendición.

Jesus es nuestro máximo ejemplo de adoración. El se entrego así mismo. Jesus al adorar a Dios de forma total, nos estaba amando a ti y a mí. Al entregarse de esa manera el complementó lo que a ti y a mí nos falta para ser la completa adoración que merece Dios el Padre.

 

“Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia” Colosenses 1:24

 

 Realmente es mínimo lo que tú y yo podemos hacer en comparación con lo que hizo Jesus. La adoración completa de Abraham no podía ser completa sin la obediencia de Isaac y el sacrificio del codero. Tu y yo somos “Isaac” y nuestra adoración completa se complementa con el sacrificio de Jesus en la cruz.

Ahora los rituales de adoración se simplificaron en Jesus, tu y yo no necesitamos más de carneros, de sacrificios de corderos y toros. El ritual se simplificó en Jesus, pero la obediencia debe ser igual a la de Abraham, una obediencia total. Una adoración total y plena sabiendo que en Cristo tendremos un galardón muy grande. Nunca nos cansemos de dar lo mejor de nuestra adoración al que vive por los siglos de los siglos y que no escatimó ni a su propio hijo por amor.

Una lección de adoración total sin música ni danzas ni aplausos, ni piano, ni violín, pero con mucho sufrimiento y obediencia completa. Tres días pensando en lo que sería este holocausto, tres días batallando con pensamientos y reemplazando esos pensamientos con pensamientos de fe.

Si alguna vez se te hace caro pagar un boleto para alabar y adorar, si alguna vez se te hace mucho danzar y brincar para Dios. Si alguna vez se te hace caro viajar a un congreso, si alguna vez se te hace mucho ofrendar el 10% de tu dinero. Piensa en lo que Cristo dio por ti. Piensa en este sacrificio que no se consumó pero para Dios si se consumo. Y tuvo tanto valor como si se hubiera hecho, tanto que por medio de la obediencia de Abraham ahora tú y yo podemos recibir bendición.

Cristo sigue bendiciendo a aquellos que estén dispuestos a traer sus “Isaacs” al altar. La promesa de Dios se sigue cumpliendo cuando disponemos nuestro corazón a obedecer en el altar del holocausto de nuestros propios intereses. Cuando obedecemos y ponemos toda nuestra confianza en el cordero que estuvo dispuesta a dar su vida. Nos encontraremos en Moriah, porque Dios lo dijo y “Dios vera” nuestra adoracion.

No hay nada que se compare con la bendición de adorar al Dios que lo ve todo. Al Dios de toda bendición.

¡El merece nuestra adoración total!.

Bendiciones!

AbdielSalas@live.com

{
}
{
}

Comentarios Adoración Total

Tremendo mensaje este de la adoracion a Dios, ministro de una forma extraordinaria mi vida. QUE DIOS LE SIGA ILUMINANDO PARA ESCRIBIR MSJ COMO ESTE.
carolina carolina 23/11/2011 a las 16:46
tremendo mensaje varon  .

me ha sido de mucha ayuda espiritual

DIOS TE BENDIGA Y TE SIGA USANDO SIEMPRE PARA SU GLORIA.


midiam midiam 09/01/2012 a las 03:51
Gracias Carolina y Midian;

Es un honor ser de bendicion y no duden en orar por mi,para que siga compartiendo estos mensajes.

Bendiciones!
DIOS nos llene mas de su palabra que y te llene tan bien a ti después de que leas estas palabra
daniela marulanda daniela marulanda 23/09/2013 a las 09:20
gracias por este mensaje es de grande bendicion para mi vida porque ahora se lo que es la verdadera adoracion gracias
jacob esequiel jacob esequiel 31/07/2015 a las 05:06

Deja tu comentario Adoración Total

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.