Avisar de contenido inadecuado

Adoración es afligir el alma

{
}

 TAGS:

  

“Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos”. Isaías 53:11

 

Tal vez las descripciones más impactantes que podemos encontrar en la biblia acerca de Jesus, son precisamente en el libro de Isaías. Jesus es nuestro máximo ejemplo en todas las áreas y nuestra meta debe ser, ser como Jesus, ser como él. Isaías dice de Jesus: “Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho”.

 

Todos pasamos por aflicciones, todos pasamos por problemas y enfermedades. Pero quiero decirte que Jesus no vio la aflicción de su alma solamente ¡El vio el fruto de la aflicción de su alma!. Cuando vemos la aflicción, el dolor, el problema o la enfermedad solamente muchas veces nos quedamos sin el fruto mejor. Porque muchas veces enfrentamos estas situaciones de manera negativa, es decir nos resistimos a la aflicción y nos enfocamos solamente en la aflicción. Muchas veces nosotros mismos no dejemos que Dios nos enseñe a través de estas situaciones, para ver el fruto, para ver más allá del problema.

 

I.- Las pruebas te hacen un mejor adorador

 

Quiero aclarar que Dios no quiere que sufras, Dios no requiere de ningún pago por su favor, mucho menos pone condiciones. Y dice Santiago de los problemas o aflicciones:

 

“En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas”. 1 Pedro 1:6

 

Si creemos lo que dice la biblia (porque muchos no creen) la biblia dice que a veces es NECESARIO que tengamos que ser afligidos por un poco de tiempo. La buena noticia es que el cristiano no sufre de balde, no sufre sin beneficio, el cristiano obtiene un benéfico de la aflicción. Jesus vivió y enseñó con su vida que el sufrió con un propósito. Sin ese sufrimiento nosotros no podríamos estar aquí, no podríamos ser mejores adoradores.

 

Entonces podemos decir que Dios no quiere que pasemos por sufrimientos, solo cuando son necesarios en nuestra vida para traer una enseñanza importante. Para pasar a otro nivel de fe, para purificar nuestra alma y para poder ver el fruto que hay después de la aflicción del alma.

 

Ahora bien la adoración no es puro sufrimiento, incluye sufrimiento pero lo verdadero y lo real es el fruto después de rendir nuestras aflicciones a Dios. Recuerda que Abraham caminó tres días para buscar un lugar para sacrificar a su único hijo. Tres días de camino, tres días de aflicción del alma y del espíritu para ofrecer a su propio hijo a Dios. Una adoración sin música, sin instrumentos, pero con la presencia viva de ángeles.

 

La adoración permite rendirnos a Dios y rendir nuestras aflicciones del alma a Dios. Es entonces que vemos mas allá de nuestro sufrimiento presente. Cuando decidimos ver que es lo que Dios quiere hacer en nosotros y con nosotros. Es entonces que podemos ver algo del fruto de nuestra aflicción. Es entonces que encontramos propósito y sentido a nuestras aflicciones. Es entonces que podemos aceptar y decirle a Dios. “Si es necesario que pase de mi esta copa, pero que se haga tu voluntad y no la mia”.

 

  TAGS:

 

II.- Rendir la aflicción es adoración

 

“Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle”. Lucas 22:42-43

 

¿Cuál es tu sufrimiento actual? ¿Qué aflicciones tienes que rendir hoy a Dios? Rendirse a Dios como Jesus lo hizo fue parte de su adoración a Dios. ¿Cuál es tu parte?. No para ganarte, ni merecer la bendición de Dios. Si no para rendirte a la voluntad de Dios como un olor fragante.

 

“Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios”. Hebreos 10:12

 

La única razón por la que Jesus está sentado a la diestra de Dios, es porque él acabó su obra y ahora esperando la promesa del Padre y ver cómo cada uno de sus enemigos irá cayendo.

 

“Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies”. Hechos 2:35

 

Cuando nos rendimos a la adoración, Dios lucha por nosotros y dejamos de sufrir. Mientras adoramos y alabamos hay presencia de ángeles ministrándonos. Para que se haga la adoración. Mientras rendimos nuestro corazón a Dios vemos la gloria de Dios abrir las puertas cerradas de la gloria de Dios.

 

 Habrá momentos en que Dios permita que sientas o que sufras el dolor de los demás, de un amigo, un conocido, tu familia, tu ciudad, tu país, tu nación. Habrá momentos en que te toque pasar por el fuego. Independientemente de la situación, tu adoración es rendir tu ser a Dios. Es el sacrificio vivo y santo, agradable a Dios.

 

III.- Rendir nuestro intelecto es adoración

 

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional”. Romanos 12:1

 

De esta manera lo primero que debemos rendir a Dios es nuestro intelecto:

 

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”. Romanos 12:2

 

Cuando vemos el sufrimiento como una adoración, sabiendo que Dios no quiere dejarnos en el sufrimiento, los ángeles de Dios se mueven, la obra sobrenatural del Espíritu Santo se mueve, para que el fruto de la aflicción de nuestra alma sea evidente.

 

“Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová., Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto.”. Jeremías 17:7-8

 

Nota que es diferente decir que yo confío en Dios, y otra muy diferente es decir que EL ES MI CONFIANZA. ¡No verá cuando el calor viene!.

 

 

“Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová

 

Vendrá el calor de los problemas, vendrá el fuego del sufrimiento, vendrán las inundaciones, pero nuestra confianza ES él. Cuando nuestra confianza es él, es entonces que le deseamos a él, más que a sus beneficios.

 

¿Estás viendo el fruto de la aflicción de tu alma o estás viendo solamente la aflicción? Hay muchas maneras de afligir el alma en adoración. Lo más importante es estar dispuesto a pasar por donde Dios te lleve. Solamente estando dispuesto a rendir cualquier aflicción y ver la aflicción como un peldaño más para que estés en mejores niveles del amor de Dios.

  TAGS:

Conclusión:

Todos tenemos algo que rendir a Dios, todos pasamos por sufrimientos del alma. La adoración más que un ritual es una actitud, la adoración más que un acto es una condición del corazón.  Adoración es aceptar el proceso de Dios para ser bendecido. Ser sensible a sus caminos y no juzgar mis caminos con respecto a los demás. Dios sabe nuestras necesidades y nuestros caminos. La adoración purifica el alma de los caminos desconocidos de Dios. Y te enseña sus caminos.

¿Quieres venir hoy a los pies de Jesus y derramar tu corazón?

 

  • Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
  • Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación. 
  • Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
  • Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
  • Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
  • Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
  • Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
  • Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.
  • Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.

 

Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

 

¡Dios te ve como un bienaventurado! ¿Cómo te ves tú?

 

¡Bendiciones!

Abdiel Salas

Abdielsalas@live.com

               

 

 

{
}
{
}

Comentarios Adoración es afligir el alma

Me gustó mucho al artículo, gracias por compartir esta información, Dios te siga bendiciendo mi hermano.


Paúl González Paúl González 15/03/2012 a las 21:17
Dios te bendiga, por esta información que has proporcionado, me ha ayudado demasiado. Gracias por dedicar tiempo a la palabra de Dios!.
Carlos Enrique Carlos Enrique 18/09/2013 a las 23:44

Deja tu comentario Adoración es afligir el alma

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.