Avisar de contenido inadecuado

Abundancia de Gracia

{
}

 

“Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.” Ro 5:17

 

“Padre te pido que reveles a tus hijos la gracia que fue escondida por los siglos hasta que se cumpliese tu promesa. Padre te pido por mis hermanos que aun no han conocido la gracia y la verdad. En el nombre precioso de Jesucristo tu Hijo te lo pido. Amén”

 

Hay cosas que vienen por revelación, pero hay cosa que están escritas textualmente pero no las entendemos. El hijo prodigo estaba en lo más bajo y en lo más sucio de su vida. Tal vez diciéndose “me lo merezco por haber pecado contra mi Padre”. Pero dice la biblia que volvió en sí. Es decir algo le hizo ‘click’ y entendió que el podía regresar como peón de su Padre. Nunca paso por su mente que su Padre le haría una recepción y lo recibiría con lo mejor.

 

Imagínate al Padre recibiendo al hijo prodigo e inmediatamente después de la fiesta mandarlo ser jornalero o peón. ¿Crees eso posible? A muchos hijos de Dios nos sucede esto. Sabemos que Dios nos recibe y hace fiesta. Pero se nos olvida rápidamente y caemos en depresión.

 

Se nos hace difícil pensar que lo bueno de Dios se recibe. Creemos que la gracia y la justicia solo funcionan durante la salvación. Pero se nos hace difícil creer que la gracia funcione después de la salvación. Es mas no es ni tu arrepentimiento el que hace que recibas la gracia de Dios. Te arrepientes porque recibiste la gracia de Dios.

En una ocasión predicando en una plaza pública conocí a un asesino, matón, criminal, narcotraficante. Dice que estando en la cárcel alguien lo invito a un culto dentro de la cárcel. Dice que después de mucho insistir el fue. Entrando a ese lugar dice que él no pudo mantenerse de pie y entrando a ese lugar, el cayó al suelo y se puso a llorar. De ahí en adelante fue una persona nueva.

 

El no sabía que era arrepentirse, y mucho menos había escuchado el mensaje. El simplemente fue tocado por esa atmosfera de adoración. La biblia habla de que es la bondad de Dios que nos guía a cambiar de vida, eso es arrepentimiento.

 

“¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?” Ro2:4

 

 No puede haber ni el menor orgullo de ser espirituales o santos. Es el que nos guía a ser transformados y ser cambiados a personas diferentes. No cabe el orgullo dentro de la gracia. Ni por sabiduría, ni por inteligencia.

El nos gana en todo. La biblia dice que él nos amo primero, por lo tanto nunca podremos enorgullecernos de amar a Dios. Normalmente los cristianos nos descalificamos. No puedo, me falta mucho, Nunca podre, no se lo suficiente. Etc. Eso es orgullo disfrazado de humildad. Siendo que la biblia dice que eres apto, que eres santo, que eres bueno, que eres hijo, que mereces la abundancia de Dios.

 

Así como los fariseos invalidaban la ley con sus mandamientos de hombres, así nosotros podemos invalidar la gracia de Dios para con todos sus hijos.

 

“Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa.” Ro 4:14

 

El minuto que sienta que te mereces algo de Dios, ese minuto caes de la gracia de Dios y por lo tanto se anula tu fe y la promesa de bendecirte. Entrar en la abundancia de la gracia es creer completamente que Dios pago por todos tus errores y pecado por toda la eternidad. No importa cuáles. Pagado esta. Pagado por un altísimo precio.

 

“Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión. Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, a fin de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros  (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen. Ro 4:15-17

 

Al conocer esta verdad no queda otra cosa que bendecir el nombre de Jesus. Ya no hay nada que puedas hacer. No hay nada que puedas ganar. No hay nada que puedas hacer para ganar. Si no por amor hacemos la cosas, como el nos amo primero ahora le amamos a él y le servimos y le buscamos.

Recibe la abundancia de la gracia de Dios y nunca más recuerdes tu pasado, tu pecado, tus faltas. Vive en esa gracia y comparte de esa gracia que recibes de él. Vivir en esa abundancia de la gracia hara que vivas reinando en vida junto con él.

 

“Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.” Ro 5:17

 

Recibe la abundancia de la gracia de Dios y no peques más. Deja que esa gracia reine en tu corazón y veras que fluye el amor y la santidad, sin la cual nadie vera al Señor. La abundancia de gracia se recibe, Cristo ya pago por ti en la cruz. Recibela.

¡Bendiciones de lo alto!

abdielsalas@live.com

 

Abdiel Salas

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Abundancia de Gracia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.